Consigue tu Cupón Descuento y canjéalo al venir a la Farmacia Gran Teatro

Farmacia Burgos

Ver información de privacidad

Como hablamos en el artículo de la semana pasada, después de las fiestas y los excesos navideños la preocupación por controlar el exceso de peso aumenta.

Aunque los complementos alimenticios saciantes y diuréticos pueden ayudar, es fundamental instaurar hábitos de vida saludables para lograr el objetivo deseado y que además, se mantenga en el tiempo.

Hoy en este post, abordaremos una serie de recomendaciones que te ayudarán a perder esos kilos de más y a mejorar tu salud.


¿Por qué se produce un exceso de peso corporal?


El aumento de peso ocurre consecuencia de una ingesta calórica mayor al gasto energético; en otras palabras, consumimos más calorías de las que somos capaces de quemar.

Puntualmente, esto no tiene ninguna repercusión (por ejemplo una cena especial, un cumpleaños, una celebración…). El problema está en cuando descuidamos nuestra alimentación de forma continuada y no practicamos ejercicio físico.

El principal problema derivado del aumento de peso no es sólo el estético, sino el riego que supone para la salud. Por eso, es imprescindible adquirir una educación nutricional adecuada e incorporar el deporte en el día a día.

Recomendaciones nutricionales para conseguir un peso saludable


Las dietas destinadas a la pérdida de peso deben ser recomendadas por un profesional y estar elaboradas en función de las necesidades calóricas de cada persona.

Su objetivo será disminuir el porcentaje de grasa corporal, aumentar la masa muscular y lo más importante, mantener estos cambios en el tiempo.

Para que sea posible, sigue estos consejos que te ayudarán a modificar tu alimentación y los hábitos de vida poco saludables:

  • Bebe abundante agua, pues es necesaria para que nuestro organismo funcione adecuadamente. Además, te ayudará a evitar la retención de líquidos.
  • Haz cinco comidas al día. Es preferible comer poco y a menudo; de esta forma evitarás llegar a la comida siguiente con demasiada hambre y controlarás mejor lo que comes.
  • Come sin prisas, masticando bien la comida y saboreándola.
  • Elige snacks y tentempiés saludables: fruta, hummus, frutos secos…
  • Consume alimentos ricos en fibra, pues esta ayuda a regular el tránsito intestinal.
  • Prioriza el consumo de carbohidratos complejos, como pueden ser el arroz, las pastas, el pan...
  • Evita los fritos a la hora de cocinar. Mejor optar por métodos más saludables como cocer, cocinar a la plancha o al vapor.
  • Evita las comidas muy calóricas: bollería, salsas, pasteles, patatas fritas...
  • Elimina de tu dieta la sal y los alimentos muy salados como las aceitunas, las anchoas, el embutido… Producen retención de líquidos.
  • No compres snacks calóricos y poco saludables, así evitarás la tentación de comerlos en casa.


Cambios en el estilo de vida para reducir el exceso de peso corporal


Para que un programa de control de peso sea exitoso, no basta con mejorar la alimentación. Desde luego, esto va a tener una gran repercusión; pero la clave para adelgazar y mantenerse en un peso saludable a lo largo del tiempo está en modificar el estilo de vida.


Practica deporte a menudo


Para gozar de una buena salud, mantener una vida activa es esencial. Huye del sedentarismo y procura realizar ejercicio de manera regular; aumentarás el gasto energético, ganarás masa muscular y anímicamente te sentirás mejor.

Practicar deporte no significa salir a correr todos los días. Puedes nadar, bailar, pasear, andar en bicicleta, jugar al tenis, hacer yoga… escoge una actividad que te guste para que no se convierta en una obligación.


Dormir las horas necesarias


Seguro que ya conoces todos los beneficios que un buen descanso tiene para el organismo: durante las horas de sueño reponemos los niveles de energía, nuestras células se renuevan, nuestro estado de ánimo mejora…

Pero además también nos ayuda a mantener un peso saludable. ¿Cómo?

Pues verás, con la falta de sueño se produce una alteración de las hormonas leptina y ghrelina, las cuales se encargan de regular el apetito. De este modo, un descanso insuficiente provocará un menor efecto saciante y una mayor sensación de hambre, que se traducirá en un aumento de la ingesta calórica.


Conclusiones finales


Para reducir el exceso de peso corporal debemos introducir todos los cambios mencionados anteriormente de manera progresiva y mantenerlos en el tiempo.

De nada sirve comer bien o realizar deporte hasta conseguir el objetivo deseado si después abandonamos estos hábitos, pues volveremos a ganar peso y nuestra salud empeorará.

Así que nuestro consejo es que empieces poco a poco y marcándote metas reales. Si no sabes por dónde empezar o te cuesta mantener una disciplina, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos. Disponemos de un servicio de asesoramiento nutricional para ayudarte a conseguirlo 😊

Consigue tu Cupón Descuento y canjéalo al venir a la Farmacia Gran Teatro

Farmacia Burgos

Ver información de privacidad





Bibliografía

A. Garrote, R. Bonet (2017) Farmacia profesional: Adelgazantes [Versión electrónica]. Vol 31 (3), 18-22